Los 5 restaurantes más descatados de ramen en Madrid

Ramen

Hemos dado la bienvenida al otoño y eso significa que ya apetece ramen. Este plato, que tanto representa al país nipón, se ha hecho querer en la capital y a medida que bajan las temperaturas comienza el peregrinaje en busca de un buen bol donde sumergir los palillos. Estas son las direcciones que te facilitarán la tarea:

Hattori Hanzō

El origen del boom de esta sopa japonesa en Madrid se remonta, en gran parte, a Hattori Hanzo. . Su decoración te hará viajar hasta Japón; tú solo ponte cómodo en sus bancos, pégate a la mesa y prepárate a absorber noodles de su black ramen, con aceite negro de ajos, intenso y untuoso, reducido durante horas. Este gastrobar nipón, situado en la calle de Mesonero Romanos, es también pionero en servir ramen por el que merece la pena volver, más de una vez. Este restaurante debe estar en la lista de cualquier amante del mundo gastronómico Japones.

Chuka Ramen

En el barrio de las letras, exactamente en la calle de Echegaray, se encuentra otro de los restaurantes más cotizados del mundo nipón. Apuestan por “la versión japonesa de la gastronomía china”, con una reducida pero deliciosa carta en la que los fideos chinos son los reyes en la mesa. Encontrarás el vegetariano con el caldo de miso y albóndiga veggi que es tan cotizado en este restaurante. Pero sin duda el plato estrella es su tokio shoyu circa, su propuesta más clásica para tomar ramen, al que no le falta chasu, ni setas smeji, ni sengiri daikon ni huevo. Chuka se trata de uno de los templos culinarios de Madrid que tanto local como foráneo no puede dejar de visitar.

Kagura

Raro es el día que tienes la suerte de no esperar la larga cola que se concentra a su entrada. Fue el primer restaurante de ramen 100 % japonés y la calidad y autenticidad le han acompañado desde que abrió sus puertas en la calle De las Fuentes. Desde los fideos hasta todas sus guarniciones, además de sus caldos, se preparan todas con esmero. En Kagura todo se prepara de manera casera, además según la temporada del año se añaden diferentes tazones a su menú además de sus clásicos.

Ichikoro

Ubicado también en la calle Echegaray, conocida como una pequeña ‘Asia town’ al albergar unas cuantas izakayas japonesas. Esta casa se dedica de lleno a los tallarines chinos – y alguna que otra tapa japonesa como las gyozas. Sus caldos, algo más cremosos, por las horas de cocción que los caracterizan, cuentan ya con una legión de seguidores que acude a Ichikoro en busca de la autenticidad. Gastrobar imprescindible para cualquier puritano del mundo nipón que visite la capital Española.

Nakeima

 A este ‘dumpling bar’ de fusión asiática, de los más queridos en la capital, se entra por orden de llegada. Situado en la calle Meléndez Valdés cuenta dentro del menú, con uno de los platos que los comensales ansían ver llegar. Es ese ramen seco de alioli en el que todos y cada uno de sus ingredientes encajan a la perfección. Aunque a primera vista eches de menos su caldo, créeme, cambiarás de opinión. Es muy difícil sentarse en este prestigioso restaurante internacional. Pero, sin duda, merece la pena y todo aquel que pase por estos restaurantes lo incluirá en su lista de sus sitios favoritos de Madrid.

Estas sugerencias son solo el inicio de una cantidad de restaurantes de cultura nipona que se están implantando poco a poco en la capital Española. Es por ello que Madrid atrae cada vez a más personas a interesen por la promoción de estos sitios a través de la redes. Para ello muchos alumnos se interesan por formarse en un máster en comunicación Digitalmáster en Marketing Digital o un máster en Comunicación Corporativa, que les sirve para dar a conocer a los turistas estos restaurantes de manera nacional e internacionales.